jueves, 17 de mayo de 2007

En defensa de "Charlie y la fábrica de Chocolate"


Como ya os dije, ha habido una seguidora que durante una conversación se ha atrevido a cuestionarme el film "Charlie y la fábrica de Chocolate" de Tim Burton. ¡No sabe lo que ha hecho! Son poquitos los que saben mi especial relación con esta película. Os muestro lo que escribí hace 2 años, cuando se estrenó en el cine...

«Tengo 26 años y recuerdo vagamente estar sentado en el suelo, delante del televisor viendo "Un mundo de fantasía". Su primera versión cinematográfica es una de las primeras películas que recuerdo haber visto en mi infancia. Aquel film me dejó enganchado a la televisión en un mundo mágico lleno de personajes carismáticos y deseoso de hincarle el diente a una tableta Willy Wonka. Al enterarme de que Tim Burton y Johnny Depp se unían para volver a llevar a las pantallas esta historia, esperaba impaciente el estreno en nuestras pantallas. Y evidentemente, el primer fin de semana ya estaba haciendo cola en mi cine de siempre. Estaba en la sala a oscuras, viendo los próximos estrenos, y estaba nervioso, temiendo que esta versión no estuviese a la altura y me destrozase esos recuerdos mágicos que conservaba. La película empezó y mi predisposición a entrar en un mundo de fantasía era como la de aquel niño que estaba sentado frente al televisor hace unos 16 años. Charlie, sus abuelos, las chocolatinas Wonka, la gigantesca fábrica misteriosa... Los tickets dorados iban apareciendo uno a uno. Sabía, cómo y que iba a suceder ya que lo recordaba de mi infancia, pero no pude evitar derramar unas lágrimas cuando encontraba el último ticket. No porque fuese él, el afortunado, sino por la sensación que estaba teniendo a lo largo de esos primeros 30 minutos de película. La misma inquietud, la misma ilusión, estaba disfrutando como aquel niño, estaba volviendo a ser un niño... Es difícil de explicar esa sensación, estaba indefenso y a merced de todas esas imágenes y esas sensaciones que mi mente me reproducía 16 años después.»

Para poder perdonar a Sonia y su atrevimiento, propongo que vea "La Película" unas 56 veces seguidas, hasta que pueda percibir el verdadero aroma de las chocolatinas Wonka... entonces será perdonada... bueno, si me invita a un café también la perdono.

1 comentario:

Sonia dijo...

Xavi, lo siento no sabia tu admiración por la película "Charly y la fábrica de chocolate".
Verla 56 veces, no la voy a ver, pero si que por supuesto estás invitado a un café! y a dos!!!!

Espero que me perdones.