martes, 28 de julio de 2009

Déjà vu

Ahora que Denzel Washington va a estrenar "Asalto al tren Pelham, 1, 2, 3" voy a escribir sobre una película que vi en pantalla grande (ahora ya en DVD, con Denzel) y... tengo la sensación de haber vivido esto antes...¿por que será?...¿porque lo he hecho 100 veces con anterioridad?...no! es porque el gobierno tiene una conspiración mundial perfectamente tramada contra mi! (mucho mejor).

La suma de las conspiraciones del gobierno y la posibilidad de ver, modificar o viajar al pasado o al futuro da un resultado muy atractivo para la gran pantalla. Son filones que se han explotado y seguirán explotándose sin ninguna duda.

En el mundo cinematográfico las películas con viajes temporales suelen convertirse en tramados puzzles que van encajando según las reglas que define la propia película sobre la línea del tiempo. A grandes rasgos se pueden dividir en dos grupos. Los que se basan en la idea de poder cambiar el pasado...y con ello el presente, y por otro lado, las que hagas lo que hagas volverá a equilibrarse para que la existencia del presente sea posible tal y como es.

Sin entrar en cual de los casos es el más o menos atractivo, válido o interesante (es cuestión de gustos y de darle consistencia a esa línea), ´Dè´jà´vù´ (supongo que alguna habré acertado) nos propone entrar en ese juego. Un agente de policía (Denzel Washington) se enfrenta con la investigación de un terrible atentado. El departamento del FBI le pide ayuda en la investigación y le muestra lo que resulta ser una tecnología "ultrasecreta" que les puede ayudar a encontrar al culpable. De momento bien...y ahora mejora...ese conjunto de pantallas y ordenadores son capaces de poder visualizar lo ocurrido 4 días antes.

- ¿cualquier lugar?

No, un satélite envía las imágenes de la zona limitada, que puede abarcar.

- ¿Pueden acercarse la imagen a cualquier zona?

Sí, gracias a una serie de programas que calculan la distancia y el volumen entre objetos pueden llegar a moverse entre la gente como si de una cámara voladora se tratase para acercarse y alejarse a cualquier lugar, desde casi cualquier punto de vista, siempre y cuando no se salga de la zona que abarca el satélite.

- ¿Entonces porque no lo graban y buscan al terrorista?

No pueden, ya que es tanta la información generada para poder visualizar esa única imagen temporal que no existe modo posible de registrarlo. Así pues, solo existe un punto de vista o cámara que va mostrando las imágenes de manera continua. La dificultad esta en conseguir estar con la cámara en el punto correcto en el momento exacto, ya que no hay manera de volver atrás en las imágenes.

Todo esto esta explicado gracias a las preguntas del mismo protagonista que intenta entender lo que esta viendo en las pantallas. Sus preguntas son respondidas por los expertos dándole así una base sólida, científica, justificada y más o menos creíble. Hasta aquí he de reconocer que esta muy interesante, ya que el protagonista investiga el mismo suceso en dos momentos distintos.


SPOILER
Desgraciadamente no es oro todo lo que reluce, y cuando todo esta "atadito" y "justificadito", resulta que el contacto visual con el pasado es más que una simple imagen. Es un puente con el que incluso puede haber cierta comunicación. En este punto se abre un sin fin de posibilidades, y preguntas del espectador. El protagonista descubre que haciendo señales con un puntero láser sobre la pantalla pueden ser vistas por la gente del pasado. Resulta que también tienen una máquina para poder enviar objetos al lugar y tiempo que están visualizando (si es que hoy en día esto de la tecnología avanza muy deprisa). Esta máquina necesita una gran cantidad de energía y que el objeto enviado tenga unas características concretas pero aún y así todas las pruebas no han dado buen resultado. Bueno, pues a nuestro protagonista se le ocurre enviar un "papelito con un mensaje" (si es que cuando uno es el protagonista es por algo). En cuestión de minutos provocan el mayor apagón de EEUU y logran enviar el "papelito" al pasado (esto es eficiencia). La poca credibilidad científica de la historia empieza a sostenerse cada vez por hilos más finos. Más tarde, viendo que todos sus esfuerzos por cambiar el pasado son inútiles nuestro amigo Denzel decide enviarse a él mismo.
FIN SPOILER

Llegados a este punto creo que no solo nuestro "prota" va "fumao" sino que productores, directores, guionistas y hasta los de maquillaje deberían llevar encima un "pedo" de mucho cuidado.

En ese momento es como si recibieras un guantazo que te hace salir del film para caer en la butaca del cine y recordarte que se te han acabado las palomitas.